Lo pequeño es hermoso

Las escuelitas rurales, pequeñas y humildes, estaban construidas a la medida del hombre; casi podríamos decir que a la medida de sus auténticos destinatarios: los niños.

Pulse sobre la flecha de la parte superior de la imagen para ver información sobre la misma